Cuando  le  toque  varar  su barco,  sea  tractorista,  motorista    o  velero,  mire  de  reojo  a  su/s  timón/es,     y   seguramente   verá…

Con  gran  aflicción,

Como   llora  su  timón…

Es  más,   no  espere  a  sacar  su  embarcación,   le  animo  a  visitar  cualquier  varadero.   Y   a  observar  cuando  varan  una  embarcación,   para  renovar  patente  o  cualquier  otro  trabajo  de  mantenimiento.

Acérquese   a   ese  sueño  náutico   y   obsérvelo.    Podrá  comprobar  cómo  los  operarios  o  el  armador  de  turno,  “carchea”   la  obra  viva.   Y   vuelva   al  cabo  de  unas  horas,   cuando  la  obra   viva  “limpita”   de   bichos,  descansa   y   se  airea/solea.

Y    fíjese   en  la  bocina  del  timón,  en  la  zapata  del  skech.   Y    casi  seguro  que  la  verá   húmeda.      Saque  unas  fotos,   y   anote  la   hora…   Y   vuelva  al  cabo  de  unas  horas.   Y  seguramente,     podrá  observar  como  continua  llorando,    y   como  la  tristeza  del  timón,   se  le   contagia,   al    observar   que  continua  su  desconsuelo…

Y  sin  duda  se  hará,   o   debería  hacerse  la  siguiente  pregunta:

¿ Por  qué  lloran  los    timones  ?

Porque  sufren…    Porque  están  “malitos”   …

Es  cierto…  Existen  pocas  partes  de  un  barco,   tan  olvidadas   y     ninguna  tan  estratégica,   que   sufran  tanto,    entre   otras  cosas  porque   trabajan  mucho,   muchísimo…

Para  todos  aquellos  que  en  algún  momento  de  nuestros  avatares  náuticos,    perdimos  el  timón  (“ se  nos  fue  para  abajo” )     o   rompimos  los   cables  del  sector  del  timón,    o  se  rompieron  los  “perrillos”   oxidados   que  no  habíamos  repasado  nunca,       o   se  nos  reventó  un  latiguillo   del  hidráulico  del  timón …   Y  no  teníamos   de   p…ni    idea  de   era  un  latiguillo…   Para   aquellos  que  hemos  podido  ver   las  consecuencias  de  la  Hidrolización  de  la  bocina  del  timón,    al   rescatar   del  naufragio    un  barco,    que   se  había  quedado  sin  el…

Para  todos  aquellos   que  alguna  vez…  Nos  hemos   quedado   “sin  timón”…   Y  por  descontado  sin  gobierno  del  barco….    Nos  resulta  muy   difícil  narrar  las  sensaciones  instintivas  e  irracionales,   absolutamente   inéditas   y   extrañas   que  se  sienten…

Y   mucho  más  difícil   olvidarlas…

Por  ello…  “Los  escarmentados”   Lo  primero,    lo  que  más    inspeccionamos   al   “sacar”   el  barco,    es   el   timón…

Por  qué   sin  el   timón,   estás   vendido…

A  continuación    iremos  navegando  por   todas  una  serie  de   fotos  de  timones,   intentando  visualizar   los  síntomas  y  las   consecuencias,  de  una  mala  construcción  o  de  un  mal  o  nulo  mantenimiento…

Por  ello  una   de  las  primeras  cuestiones  y  sin  duda  la  más  importante,  que  deberíamos  inspeccionar  cada  vez  que  tenemos  la  oportunidad…   Es  sin  duda  el  timón…

Nada  más  sencillo…   Compruebe  que  no  está  triste…  (Que  no llora )   O   que  no  tiene  incontinencia  urinaria…  (Que  no  mea  profusamente)

Por  cierto  (una  de  estadísticas)

En  el  último  año  y  medio  de  inspecciones,  solo  me  he  encontrado  cuatro  timones  que  fueran  felices…  Todos  los  demás  estaban  tristes… Y  muchos  con  los  riñones  hechos  polvo…

En   esta  imagen  se  puede  observar   unas  catas   (perforaciones  con broca)   efectuadas  al  realizar  una  inspección,   y   comprobar  el  grado  de   infiltración  de  un  timón.

(Corresponde   a  un  Beneteau   43,5S,   de  20   años  de  antigüedad. )

Este  timón  se  pasó   llorando  varios  días…

A   continuación,    se  puede  observar  otro  timón   ( corresponde  a  un  Siroco,  de  30  años)

lagrimas oxidadas

Debajo  del  timón  se  puede  apreciar   un  bote  con  un  líquido  marrón  oscuro,  “llorado”  del  timón.  Concretamente  de  la  zapata-eje-codaste ,  color  que  nos  confirma  la  oxidación  interna  del  mismo.

En  esta  foto  se  puede  comprobar  la  zapata –eje ,    ( del   timón  anterior)  del   timón  por  debajo,    y  como  se  puede  apreciar  oxidado .

schek supurando

Este  timón  (corresponde  a  un  North  Wind  Mistral   40)  de  de  27  años,  el  cual  “lloraba”  por  el  eje- codaste   del  timón)     Si  Uds.   Se  fijan  en  el  extremo  inferior  del  codaste   podrán  apreciar  una  fisura ,  que  se   nota  mejor  en  la  foto  siguiente,    una  vez  ampliada.

timon north wind 40

A  veces,    (casi  siempre)   las  zapatas  de  los  timones  son   las  que  también   se  quejan….

fisura  timon

Bueno   en  las  fotos  que  siguen  no  podemos  decir  que  lloran,   más bien  diríamos  que  …

“ MEAN”…    y    por  cierto  con  una  incontinencia  severa …  (  Timón  de  un  Puma  32 ,  28 años)    Obsérvese   el  chorrito  (  a  lo  manheken  pis  )   y  la  presión  hidrostática …

mehagen pis

A  continuación  se  puede  observar  la  cantidad  de  “pipi”   vertido  en  la  caldereta  (llena).

caldereta llena

¡Criatura,  como  tenía  la  vejiga!

Claro   que  si  lo  comparamos  con   este   otro…  ( Un  beneteau  41,5S)

vejiga explotando

En   realidad  este  timón   y  el  anterior  ( puma 32 )   Los  dos  estaban  totalmente  infiltrados  y  llenos  de   agua  de  mar   y   el    PRFV    hidrolizado.

El  del  puma,  estaba  construido  completamente  hueco.   Sin  ni siquiera  espuma  de  poliuretano  que  si  tenía   en  el  caso  del  Beneteau  41,   pero  que  le  había  servido  de  bien  poco,  entre  otras  cosas  porque   el   poliuretano  absorbe  humedad  y  además  se  “corrompe-pudre”  .   Observen  los  orificios  practicados  a   fin  y  efecto  de  localizar  y   el  emparrillado.

timon  abierto hidrolizado

Y  aquí  podemos  ver  las  tripas,  huecas   e  hidrolizadas.     El  color   parduzco  viene  determinado  por   el  oxido  interno.  ,   (  si  nos  fijamos  en  las  fotos  sucesivas,  podemos  apreciar  algo  de  espuma  en  el  ángulo  superior  derecho)    Que  imagino  se  intentó  introducir  una  vez  “sellado”  el  timón.

Esta  es  la  imagen  general  del  Beneteau.   Se  puede  apreciar   las  catas (orificios)   efectuados   a  fin   y  efecto  de   visualizar  y  purgar  el  interior  de  líquidos.

gruyere

Aquí   (abajo)   se  puede  ver   el  interior  del  timón,  donde  se  observa  el  poliuretano  todo  húmedo  y  podrido.  ( Ya  no  les  hablo  del  olor  que  despedía. )

timon hueco con  poliuretano

La  Hidrolización  era  tan  severa  que  se  decidió   desguazarlo   y   construir   uno  nuevo.    Para  ello  hubo  que  hacer  moldes  nuevos  y   luego  desguazarlo.

He  aquí  parte  de  los  restos  del   derribo…

timon desguazado

En  las  fotos  que  siguen  se  puede  apreciar  un  timón  completamente  oxidado  internamente   y   con  fractura  estructural.   El  grado  de  oxidación  interna  es  tan  extremo  que  supura  hacia  el  exterior   y  si  nos  fijamos  bien,  ha  acabado  “abriendo”  y  agrietando  estructuralmente  el  mismo.

timon oxidado internamente

Podemos  ver  los  “cortes”   fracturas  en  el  PRFV,  que  nos  avisa  no  solo  del  grado  de  oxidación  interna,   sino  del  debilitamiento  general  del  TIMÓN.

imagen cercana oxido

parrilla  interna oxidada

Pero   ¿ Todos  los  timones  tienen  problemas ,  con  los  años  ?

NO,   no   todos,   CASI  TODOS…

Estudiemos  pormenorizadamente  los  problemas:

a) Un  timón  hueco,   acabará   hidrolizándose  e  oxidándose  por  dentro.    El  hecho  de  que  esté  hueco,  no  significa  que  esté  vacio.    No,   de  entrada  tendrá  aire,  y    ¿     Y   de  qué  está   formado  el  aire ?  :      O,  H ,  vapor  de  agua,  etc.

Por   añadidura  que  el  agua  ( y  sus  sales  o  álcalis ) acabará  entrando    y  atacando   el  prfv   y   el   inox   del  eje  y   emparrillado.

Por  ello  si  en  los   “pipis”   se  observa   óxido,   hay  que  emplear  “cirujía   mayor”,  y   abrir  con  el   bisturí.   No  solo  para  sanear-secar-purgar,  sino  y  fundamentalmente  para  comprobar   y  sanear  los  óxidos   del  acero.   Si  no  queremos  quedarnos  con  la  caña  muy  sola,  o  la   rueda  del  timón  “girando  sin  girar  nada”  .

b) Timón    relleno  de   espuma  de   poliuretano ,   del  Beneteau .   El   relleno  de  espuma  de  poliuretano  es  una  muy  mala  solución,  entre  otras  cosas  porque  por  muy  bien  precintado  que  esté,   con  los  años  acabará  absorbiendo  humedad,    e  inevitablemente  pudriéndose  la  espuma,  el  timón  y  el   herraje  de  inox  interno.

c) SIN  EMBARGO…   He   aquí  la  excepción  que  confirma  la  regla:

Corresponde  a  una  NORTH WIND    43,5   de   25  años…  El   timón  se  construyó  macizo,  lo  cual  descubrimos  al  realizar  catas  y  perforaciones.

timon north wind

Aquí  se  puede  ver  el  interior  ( decenas  de  capas  de  fibra  de  vidrio)   laminados  por  un  lado  y  otro  del  timón  “soldado”  con  una  masilla  interna,  lo  cual   impide  cualquier  zona  “hueca”.     Evidentemente  se  gana  en  peso,   robustez    y  estanqueidad.

timon macizo

El  timón  marcaba  humedad,  pero  no  estaba  para  nada  hidrolizado,  se  secó   y  purgó,  y   timón  para  otras  cuantas  décadas.

¿ LOS  TIMONES   DEBERIAN  SER  MACIZOS  ?

No  necesariamente.  Evidente  no  pueden  ser  huecos,  o   rellenos  con  un   material  ( poliuretano)   no   hidrófugo.

Los  timones  deberían  ser  construidos  y   rellenarse  de  un  material  hidrófugo  ( algunos  tipos  de  PVC,  insuflados  o  constituyendo  el  alma  en  sandwich  del  timón,  ello  le  confiere  rigidez, poco  peso  y   ácido  resistencia.  .

Pero  bueno  …  La  técnica  de  construcción  o  reparación  de  timones  requiere  un  estudio   y  artículo  aparte…

POR   TODO  ELLO   HEMOS  DE  VIGILAR  EL  TIMON,   PARA  NO  PERDER  EL  RUMBO

Por  ello  cuando  un  timón  llora:   1er  AVISO,   hay  que   estudiarlo.   e  inspeccionarlo.

Cuando  “mea”   profusamente.     2º   toque  de  cornetín,  analizar  los  líquidos.

Pero  cuando  observamos  OXIDO,  toca  llevarlo  a  la  UCI.

Si  no  queremos  ( nosotros  y  el  barco )   PERDER   ALGO  MAS QUE  EL  RUMBO…

Mapa de ruta


Ver Navegando por los puertos en un mapa más grande