La  CANCION  del  HIDROLITICO     

Un pequeño resumen lírico

( Con  permiso  de  Espronceda )

 

el  niño y el barquito

 


Con  cien  ampollas  por  banda,

viento  en  popa,  a  toda  vela.

No  corta  el  mar,   sino  vuela,

mi  velero  chiquitín.

 

POBRECITO MI BARQUITO


Dicen  que  enfermo  se  haya

Osmosis   unos  la  llaman

Viruela  parece  ser.

 


Confundido  yo  me  hallo,

más  hundirse  no  parece,

y  agua  no  hay  que  achicar.

Pero  preocupado  me  tiene,

mi  barquito  de  la  Mar.


Asustado  yo  pedí

a  conocidos  y  amigos.

Veinte  opiniones  me  dieron,

presupuestos  me  dejaron,

profesionales sin  fin,

al  borde  del  varadero


desesperado


¡ Qué  va  ser  de  mi  barquito

Casi  lo  tengo  pagado ¡


Unos  me  dicen  que  venda,

otros  que  me  hunda  con  él,

y   que   despida  al   finado

con  gran  pompa  y  oropel.

ENTERRANDO SUEÑOS  Y DINEROS


Más  la  tormenta  no  afloja.

Temblando  están  los  obenques,

y  aullando   los  banqueros.

Rasgándose  están  las  velas,

y  murmuran  los  corderos.

Preparando  las  esquelas,

de  mil  singladuras  y  sueños.

 

lobos y corderos mezclados

Asustado  yo  me  hallo.

Negra  noche,  negro  miedo.

Sin  estrellas  que  me  guíen,

más   solito  que   la   luna,

al  borde  del   desespero,

un  grito  lanzo  a  la  mar.


Y   la  madre  Mar,

como  un  eco,  me  devuelve,

la   más  hermosa  canción.

abovedada  en  las   nubes,

acunada    por  las  olas.

Que  pirata  enamorado,

rimara  en  el   ancho  mar.


" Que  es  mi  barco  mi  tesoro,

que  es  mi  Dios,   la  libertad,

mi   ley,   la  fuerza  y  el  viento,

mi   única  patria,   la  mar ".


Navega,  velero  mío,

sin  zozobra  y  sin  temor.

Que  ni  cáncer  enemigo,

ni   arrecife,   ni  taller,

ha  de  hacerme  aborrecer,

éste,  mi  gran  amor.


Hallándome  ya  resignado

a   mi  suerte  y  mi  destino.

Al  lado  de  mi  navío,

de  repente  fue  a  varar,

botella   con  un  mensaje,

de   náufrago  desconocido,

de   allende  lejano  mar.

 

MENSAJE EN UNA BOTELLA


Más  el  mensaje  me  dice

y   el  viejo  marino  no  engaña:

.

“ Que  de  cáncer  no  ha  de  encallar,

ni   mi  barco,  ni  ilusión,

que   en  la  Ciencia  y  en  la  Razón,

respuestas   he  de  encontrar "


Con  nostalgia  e  ilusión,

una   historia  me  contaba.

De  química  y  gran  amor,

de   Hidrólisis  me  hablaba.

 

quimica  y  gran amor


Mil  historias  me  narraba,

consejos   sin  fin  me   traía

y   cura  me  prometía.


El   primero que   me  daba:


Es   que  olvide  de  momento

rimas,  redondeces   y   colores

y    que   abriendo  mis  sentidos

escuche   el  alma  del  material.

Escuchando el alma del material

Solo   así,   él  me  dirá,

que   le  enferma

y  que  le  duele.

Quien   por  ignorancia  hirió,

donde   supura  la  herida,

como  evitar  la  gangrena

y   como  superar  la  pena.

LUZ  Y  ESPERANZA

De  entrada  prometer:


A  mi  barco  y  mi  tesoro.

Que  ni  piratas,   ni  charlatanes,

chapuceros    o   chalanes

han  de  ollar   tu   intimidad.

 

médico seré

El  mejor  médico  has  de  tener,

certero  diagnóstico  te  mereces.

Químico  me  he  de  volver.

De   blanco  luciré

y  aunque  monje  no  merezca,

penitencia  te   prometo.


Lo  segundo que  advertía:


Que  el  náutico,  al  ensoñar,

cuidado  ha  de  mostrar,

con   los  sueños  que  embriagan.

Y  que  nunca  debe  olvidar,

que  los  barcos   y   la  mar

no  son  sabidurías  profanas.

Si  no  quiere  resacar,

amargamente  en  la   playa.


 barco  hundiendose


Y  aunque  corazón  me  sobra

y   coraje  se  me  supone.

Cabeza  he  de  poner,

si   quiero  comprender,

que   en  su  gran  complejidad,

está  la  esencia  del  material.


Desconocerlo  es  error,

que  habremos  de  pagar,

en  dinero e  ilusión.

El  compuesto  es  complejo,

como  cualquier  matrimonio.


Poliéster  se  llama  él

y   ella   Fibra  de  vidrio.

La  unión  se  llama  Refuerzo,

factor   humano  los   casa.

Y   el  Gel-coat   los  protege,

del   agua   y   del   medio  ambiente.


El  tercero  que  propone,

para  bien  analizar,

las  mil  caras  de este  mal:


Que  no  me  debo  fiar,

de   la  primera  encontrar.

Pues  traidoras  otras  son,

y  cual  fantasmas  del  pasado,

se  ocultan  a  la  razón.

 

fantanmas del pasado ocultos a la razón

Con  meticulosidad  me  narra,

como  debo  curar

y  desinfectar la  herida.



Para  enjuagar  las  lágrimas,

que  ahogan  su   alegría.

Con  un  correcto  tapar

y   un  sabio   no  mojar.

 

Barco tapado, barco féliz


Y   si  no  quiero  irritar,

a   los   dioses  de   la  alquimia.

Y  antes  que  profesional,

Preciso  y  humilde  seré,

prácticas   sin  cuento  haré,

sino  quiero  arruinar

dineros   y   material.

 

BITACORA QUIMICA


Más  en  esta  travesía,

como  buen  marino,

bitácora  he  de anotar.

Milla   a   milla,

Noche  y   día.

Vientos   y  tempestades,

resinas     y   medicinas,

fiebres  y   humedades,

pulsaciones  y  razones.

que  he  de  recordar  un  día.


Pues  no  deberíamos,

por  último  olvidar.


Que   los  barcos   y   la  mar,

los   sueños  y  la  vida,

hemos  de  abandonar  un  día.


Y  que  alguien  cogerá  el  testigo,

de  esta  hermosa  profecía.

Que  el  hombre,

le   hizo  a   la  Mar:


“ Que  por  toda   eternidad,

si  tú  te  dejas  amar,

yo  de  daré  compañía “


Al  son  de   la  más  hermosa  canción,

que  hizo  navegante  un  día:


“ Es   mi   barco,   mi   morada,

es   mi   fe,   la   libertad,

mis   leyes,  las   olas  y  el  viento,

mi   última   patria,   la   Mar "


LOS BARCOS.  LA MAR  y  EL  FUTURO

A. L.

 

 

 


Mapa de ruta


Ver Navegando por los puertos en un mapa más grande