ENTRE  LA  REALIDAD   y   EL  SUEÑO


De: D……… Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla >
Enviado: sábado, 3 de septiembre de 2016 7:29
Para: AGUSTIN LEON IBAÑEZ PARDOS
Asunto: Re:     GIB……. SEA ….-inspección.

Buenos días Agustín,

Efectivamente fui con mi mujer a ver el barco, y saqué fotos de todo lo que pude y hasta un video del funcionamiento del motor. A mi mujer (y a mí por supuesto) le gustó mucho el tamaño del barco, pero al salir a navegar, se quedó un poco "fría" con la navegación (le parecía aburrido salir siempre por el mismo sitio), y termino con dolores de espalda (tiene una hernia discal), y comenta que ahora mismo no ve que eso sea para ella (y eso que solo estuvimos un par de horas navegando). Eso fue un jarro de agua fría para mí, ya que si no puedo hacer salidas de fin de semana con mi  mujer y mi hija (7 años), no voy a tener mucha oportunidad de salir yo solo. Así que me temo que voy a tener que dejar apartado por una temporada la adquisición del barco, hasta que hagamos otros planes alquilando o con amigos y consiga que le "enganche" más a ella, o a mi hija (quizás cuando sea un poco más mayor). Si finalmente volvieran las cosas "a su cauce" y retomara el tema ya te avisaría.

Muchas gracias y un saludo,

T……..

 

 

El 3/9/2016 13:03, AGUSTIN LEON IBAÑEZ PARDOS escribió:

 

Hola  T…..


Buenos  días.

A  lo  largo  de  mi  vida  náutica,   he  visto  muchas  historias  "  Entre  la  REALIADAD   y  el  SUEÑO”   ...

Entre  ellas...  La  mía.

Hace  unos  años   viví  la  " historia  familiar  náutica "  de  un  amigo...

Parejita  de  30  y  pocos...  Con  dos  niños  pequeños  (   5-7   años  )  .

El  era  un   "loco  del  mar"   y   la  pareja  (no)   y  los  niños  ( de  momento  tampoco )

La  pareja  chirriaba,  por  culpa  de  la  Afición... Y  él  (  bastante  salvaje)   no  tenía  la  empatía suficiente para  entender  la  encrucijada  vital-familiar.

" Mira  Fernando   ( le  aconsejé)   no  intentes  imponer  tu  afición,  porque  te  cargarás  a  tu  pareja  ( y  en  gran  medida  a  la  familia)     y  asustarás  a  los  niños ".

De  momento,  con  el  dinero  que  ibas  a  invertir  en  el  barco,  te  puedes  comprar  una  Autocaravana,  con  la  cual  viajarás  más,  más  rápido,  más  lejos   y  con  más   compañía.   Y  sobre  todo  verás  más,  muchas  más  cosas.

Y  seguro  que  te  sobra  ( dinero)  para  comprarte  un  vela  ligera   o  un  cata  pequeño ( transportable)  y  con  el  que  puedas  escapar  y  comerte  los  vientos  y  las  olas...   Mojarte  a  tope,  y  pasar  todo  el  frio  y  el  calor  que  seas  capaz  de  aguantar.   Sin  perder  (  incluso  agrandar )   la  afición.

Pero...  Además...   Con  el  que  te  ahorras  anualmente  (  dinero )   - De  amarres,  reparaciones,  antifouling  y  mil  pirateos...  Te  podrás  pagar  un  viaje   cada  año  ( con  Autocaravana  o  sin  ella )  por  decenas  de  paises...  Y   siempre   cálidamente   acompañado...

Y  de  paso.... puedes  probar  por  apuntar  a  tus  niños  a  cursillos  de  vela...  (  quien  sabe  )  ...

Y    ( Fernando)    No  pierdes  nada,   conservas  lo  mejor  que  tienes,   ahorras  dinero  y  ganas  tiempo.

T……,   un  abrazo,   para  ti,     tu   Sra.    y  tu  niña.

Agustín.

 

 

Enviado desde Outlook

 

 

 

 

Responder|

Hoy, 13:50

Usted

Hola Agustín, qué sabios consejos!!

Este verano mi hija hizo un cursito con optimist y le gustó, pero es todavía muy movida como para estar tranquila en la bañera de un crucero tres o cuatro horas seguidas. La buena noticia es que tengo "permiso" de mi mujer para  hacerme de vez en cuando una regata (en una escuela de vela de por aquí hacen todos los fines de semana y por 60 € puedes ir con ellos, y de paso te enseñan a regatear). Creo que por ahora es la mejor opción para no desligarme pero sin como bien dices perder la estabilidad familiar.

Muchas gracias de nuevo y un fuerte abrazo,

T……..

 

03-8-2016

Mapa de ruta


Ver Navegando por los puertos en un mapa más grande